Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

“Tener jóvenes que abracen la ciencia es la base para un país mejor”

Así lo expresó el vicerrector de la UNCUYO, Gabriel Fidel, al recibir a los estudiantes que viajarán a Colombia para representar a Argentina en la Olimpíada Internacional de Ciencias Junior. Lo acompañó el secretario académico de la Universidad, Julio Aguirre, quien destacó la importancia de despertar vocaciones científicas en los chicos

15 de noviembre de 2022, 09:19.

"Tener jóvenes que abracen la ciencia es la base para un país mejor"

Los jóvenes que representarán a Argentina en la Olimpiada Internacional de Ciencias Junior fueron recibidos en el rectorado Ampliar imagen


El vicerrector de la UNCUYO, Gabriel Fidel, y el secretario académico, Julio Aguirre, recibieron a Micaela Rivas, Jhanna García Raskin, Martin Britozlaber, Lino Petreanu, Tomás Trioodi  y Valentin Manzo Majirena, los seis estudiantes que representarán a Argentina en la Olimpíada Internacional de Ciencias Junior, que se desarrollará del  02 al 12 de diciembre en Colombia.

En un encuentro distendido, el vicerrector felicitó a los chicos y destacó la importancia de impulsar las vocaciones científicas. “El conocimiento científico es la base del desarrollo de un país, de una región y en la medida en que nuestros jóvenes vayan por este camino seguramente vamos a poder tener un mejor futuro”, manifestó el mandatario de la UNCUYO.

Además, les aconsejó a los chicos trabajar en equipo, apoyarse entre ellos y disfrutar esta experiencia única. “Ya ganaron, porque esta gran oportunidad que les da la vida es única y seguro les va a ir muy bien porque son un equipo con muchas ganas y que se esfuerzan para trabajar juntos”, les expresó el mandatario.  

Por su parte, Julio Aguirre explicó que la Olimpíada es una proyecto que se organiza e impulsa hace muchos años en la Universidad. “Para nosotros es muy importante, viene de la mano de una política de larga duración de fomentar la vocación científica en los jóvenes para que luego se inserten en la universidad y sean los científicos del mañana”.

Durante una semana la delegación tendrá un entrenamiento intensivo en física, química y biología para poder afrontar dos pruebas teóricas -de tres horas de duración cada una- y una experimental por grupos de tres estudiantes. Uno de los desafíos de los profesores de la UNCUYO -a cargo de la preparación- es enseñarles en un corto tiempo a trabajar en equipos con alumnos de otros puntos del país.

En ese sentido, Aguirre invitó a los chicos a aprovechar esa oportunidad y comprender que tiene que ver con la forma en que se genera el conocimiento en la actualidad. “El desarrollo de la ciencia es en equipo, la idea del científico loco que trabaja solo en una torre se terminó hace 100 años, hoy se trabaja en equipo y sobre el trabajo de otro”.

En el encuentro también participó Lilia Dubini, directora del Centro del Desarrollo del Pensamiento Científico en Niños y Adolescentes (RECREO), perteneciente a Secretaría Académica y quien se encarga de la organización de la instancia Nacional de las Olimpíadas y de la preparación de la delegación que viajará a Colombia. En referencia a las expectativas para el certamen internacional, Dubini expresó: “Esperamos que los chicos disfruten esta estadía allá, si se puede que tengan una buena posición, pero el haber llegado es grandísimo y la universidad está orgullosa de ser quien gesta esta oportunidad para los chicos”.

La voz de los protagonistas

Micaela Rivas de Escuela de Agricultura de la UNCUYO, Jhanna García Raskin del Colegio Santo Tomás de La Pampa, Martín Britozlaber Colegio ECOS de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Lino Petreanu y Tomás Trioodi de la Escuela Escocesa San Andrés de Buenos Aires y Valentín Manzo Majirena del Instituto Inmaculada Concepción de Mar del Plata serán los representantes argentinos en Colombia. Los acompañarán los profesores Gabriela Ponce, María Florencia Álvarez y Julieta Trape.

Micaela, la representante de la UNCUYO, contó que nunca había competido en una olimpíada y no imaginaba llegar a la instancia internacional. De esta experiencia, la joven alvearense remarcó que la competencia le da la oportunidad de interactuar y aprender a trabajar en equipo.  Asimismo, la oportunidad de viajar a Colombia y tener contacto con estudiantes de los cinco continentes es una ocasión única: “Puedo conocer más gente, otros lugares y hacerme amigos”, manifestó la estudiante de la Escuela de Agricultura. 

Con ese mismo espíritu habló Tomás, quien resaltó los beneficios de vincularse con chicos de otros lugares. “Es muy bueno porque podemos aprender de la técnica de cada persona, como también la forma en que lo aprendieron y eso nos ayuda a crecer más”. De igual manera, indicó que el viaje, más allá de lo académico, les permitirá “poder conocer nuevos lugares, nuevas personas y culturas y ver toda la diversidad que se reunirá en Colombia”.